La modelo en el arte

¿De dónde tomaron la hermosura los artistas? , – De la naturaleza – Les dirán.  Bien, sea así, pero esto no es del todo exacto.  Frine fue modelo de  Plaxiteles,   Aspasia de Mileto de Fidias, Lais de Corinto , de Apeles, … y en la antigüedad, si siguiéramos, encontraríamos a una célebre cortesana, detrás de cada artista y de cada obra femenina. En el caso de necesitar modelos masculinos, los artistas se iban al gimnasio simplemente, .

Es decir, desde los más remotos tiempos, el artista tiró de cortesanas para poder ejercitar sus obras, puesto que las mujeres propias no estaba bien visto que enseñaran sus encantos fuera de casa , o más allá de ciertas fiestas báquicas y similares. Es decir, hay un vínculo  entre   la modelo y el artista. El artista es aquel que logra representar la hermosura de esa cortesana, y cortesana pasa a serlo cualquier esclava,  si tiene el honor de ser modelo de un gran artista. Algo parecido pasa ahora con los/as  grandes fotógrafos y las modelos.

Llegado el renacimiento, tanto para la cara de una Virgen María, como para el cuerpo de Venus, los artistas tenían que robárselas a las chicas en presencia de las madres. Desde Bellini, pasando por Rafael, o Tiziano, así fue. Luego de empezar el posado venía las siguientes negociaciones con la madre,  para llegar al  busto, es decir soltar los pechos de sus cárceles,  para luego después las últimas negociaciones, el cuerpo entero, obviamente el artista, sobre todo los de renombre, lograban “corromper” poco a poco, a madre e hija, logrando comprar su desnudez, por los grandes beneficios que pronto al ser reconocidas en sus obras, pasaban a ser cortesanas prestigiosas.  La Nobleza  intentaba asistir a los talleres donde las modelos más hermosas  podían ser “tentadas” de ser sus amantes. Las modelos además tenían alicientes: ropa hermosa a su medida que los sastres les disponían gratis, eran el mejor anuncio publicitario de su taller de costura y telas, así como peinados que entonces resultarían carísimos. Eran la moda que pasaba a la corte. y el ser la moda, daba el corsé de cortesana, que abría las puertas de palacio y palacetes. Poco trabajo y mucha ganancia, incluso se podía llegar a ser la amante del rey luego de un posado y un buen cuadro. Estas cortesanas en las capitales de toda Europa montaron lo que serían los luxury de ahora. o casas de prostitución de élite con modelos, o ex modelos. Las cortesanas en ciudades como Venecia, volvieron a reinar.

Hoy en día el “arte” más usado, es la fotografía, que necesita  poco de arte y mucho cuerpo de modelo. Y  los estudios de estos fotógrafos no son ni mas ni menos que aquellos talleres del renacimiento. Hacia el 1850, la fotografía partió por la mitad el arte. La realidad manifiesta en todo su atractivo resultó fascinante, y una de las primeras fuentes de ingreso brutos para París. A París no se iba  a poner una misa, sino a por fotos de “tias guarras” y pornofotos, que inundaron de manera industrial el mundo desde el segundo tercio del XIX, a mitad del XX, ya que los dibujos y  pornodibujos  habían dejado de solicitarse por ser mucho más caros, en los talleres de los pintores.

No obstante la pintura evolucionó, y el gran cremiento del XIX y XX , posibilitaba la convivencia de ambas formas representativas. En los talleres de pintura de Paris, se demandaban modelos italianas y españolas, y sobre todo muchas putas, con algo de hermoso, ya sea la espalda, los hombros, el cuello, e incluso sin algo. Todo es, una nueva manera de representar lo cotidiano con color  y plasmarlo donde la fotografía no alcanzaba, no obstante las modelos fueron cayendo en su demanda y las putas también. Hoy en nuestros días, aun quedan modelos corporales en las escuelas de Bellas artes.

Observen que he empezado a distinguir entre modelos y putas , donde antes no había distinción. El concepto erróneo de “vender” el cuerpo, puesto que el cuerpo nunca se vendió, pasó en las modelos a ser:  prestar el cuerpo o el tiempo o el servicio. Mientras que en las putas, perdura aún el pecado original, considerando su servicio “venta”,  “vender el cuerpo” y “venderse”. De hecho perdura el termino venderse bien, o tener que venderse, para las relaciones, sobre todo de búsqueda o entrevistas de trabajo, como sinónimo de la acción de las putas, para llevarte al catre de entonces.

No he visto jamás una oportunidad para explicar el mundo que entraba por los ojos de Toulouse Lautrec  y Picasso , que la exposición del museo Thyssen-Bornemisza, y que los comisarios Francisco Calvo Serraller,  y Paloma  Alarcó suavizan y estropean intentando paralelizar lo que no tiene paralelo porque son únicos,  ” BOHEMIOS, BAJOS FONDOS, VAGABUNDOS, ELLAS,  EROS RECONDITO”, les aseguro que puedo encontrar, 20 pintores más con el que realizar estos otros “para lelos” no similares y no explicando lo que es común entre estos dos monstruos del arte. Ambos vivieron entre las putas, amaban a las putas, se enamoraron de putas y las pintaron durante toda su vida, y más aún, llevaron e invitaron a sus mejores amigos a “casa de la madama”.

Los curadores, además, no se han leído la guía o panfleto que dan a las visitas, está marcado en rojo lo que dicen.

Yo he encontrado al menos 3 imágenes donde aparecen hombres sobre todo la del célebre “carrusel de la maisson”.

Retomo la linea argumental, en que las putas ejercían de modelos, lo escribo con consistencia, no que les sirvieron de modelos, estas cobraban posando, por supuesto

 

Mirella a la izquierda la favorita del prostíbulo, a la derecha un grupo del salón de la rue Molins

 

Y las modelos ejercían de putas, putas independientes, exporádicamente, o más o menos de continuo.  Esta parte es más difícil de explicar, pero  Susan de Valadón, célebre modelo mientras su cuerpo se lo permitió, con Renoir, Puvis de Chavanes, Zandomenegui, Degas, Forain, Willette, Leandre, Toulouse Lautrec, Miguel Utrillo, Ramon Casas, Santiago Ruisignol,  cuando se le cayeron las tetas y se le ensancharon las caderas, ejerció de vez en cuando para sacar a sus hijo adelante, luego, ella misma cuando alcanzó fama como pintora,  contrató putas de modelo, y para hacerlas el amor también.

Los comisarios llegan al diagnóstico de que Picasso en la etapa azul, pintaba mujeres con sífilis, con dos cojones.

Carlos Casagemas, amigo intimo en París, de Picasso tenía una novia modelo Germaine Gargallo, que  estaba fascinada de Picasso, y  empezó a despreciar a Casagemas, diciéndole que tenía sífilis, Casagemas totalmente encoñado de ella, casi la mata en un bar público. Falló el intento y se pegó un tiro el propio Casagemas en 1902. Ella se fue con el picha-dulce de Picasso. Impresionado Pablo, creyendo haber causado el suicidio en parte, no podía dejar el duelo de Casagemas, ni dejar de arrimarse a su modelo tampoco, eso es la etapa azul, hasta que se le cayeron las tetas a Germaine, como nos pasa a todas.

Así lo han contado muchos de sus amigos. Rafael Alberti, compañero de putas de Picasso,  lo decía, que lo decían los mismos amigos comunes que presenciaron el suicidio, y lo contaba en el bar Arlequín donde bajaba todo vestido de blanco (incluso el sombrero), fuera verano o invierno,  del edificio Torre de Madrid donde residía cercano para ver de su mujer, y donde aprovechaba para charlar con las estudiantes, contándolas sus últimas batallitas con el viejarras de Picasso, hasta que bajaba María Asunción Mateo, que ya  controlaba al ochentón, y se lo subía, … Decía que  se llegaban a tirar hasta una semana entera en  la casa de putas el uno con 70 años y el otro con casi 90,  verlos pintados

María del Rosario Soledad de Cervera y Fernández de la Guerra, con nombre de batalla, Tita Cervera o la baronesa Thyssen, de espléndida y azarosa juventud,  tuvo una farragosa época, cruzando los 30 años., de desnudos y películas con destape.. etc. Aparte de quedarse embarazada,  sin marido, muy malo en aquellos tiempos, y con las tetas caídas, malo en todos los tiempos…. Menos mal que cazó al Barón. Nadie la acusará de ser puta. Yo tampoco le otorgo tal gloria, pero hubiera podido ser, de quererlo, una fascinante biografía de una gran cortesana. No obstante, no quiere ni tenerlas en cuenta razonablemente a las putas. Porque ella, tras mucho tiempo, sabe, sabe de arte,  sabe más que lo suficiente, para saber que sus comisarios están suavizando y encubriendo en la  exposición, el tema de las modelos, y las putas…. y no los corrige, quizás lo hicieron por ella, que aunque nunca se vendió, no diera pie a mover el rumor y se ofendiera.

Corre el rumor de que el cuerpazo de Iría está  en Madrid,  que  para modelo a muchas las hace sombra,   y también ha aparecido   Olivia ,  y  hablan maravillas de Luna Valenciana  , a todas ellas buen rumbo.

Este fue mi humilde tributo defendiendo la imagen de las putas en el arte, sin el cual, poco arte quedaría en los museos.