Alicia Machado

Aspasia la focea, o lo que quiere un hombre de una mujer

Lo que quiere un hombre de una mujer.

 

Aspasia, atención no confundir con Aspasia de Mileto , la gran Aspasia , (sí, aquella cortesana que escribía discursos que eran capaces de llevar a la guerra a los griegos). Esta es otra Aspasia no menos interesante como cortesana. Para distinguirla, vamos a llamarla Aspasia la Focea, que fue un poco posterior a aquella otra Aspasia, (La batalla de Cunaxa fue el 401 adc. entre Ciro el Joven y Atajerjes II)  La llama así, la focea, Claudio Eliano , aunque no tengo muy claro si ésta era de la región de Focida o Fócide en la Grecia central,  o  era de focea la colonia griega en el Asia Menor, Plutarco en la vida de Artajerjes , dice que era de la Jonia, o, fenicia,  que así llamaban también a los, fenicios de la región, porque si seguimos leyendo a   Claudio Eliano, dice, que los fenicios le dieron el nombre de Milto, que sería el equivalente a teñida de rojo bermellón, o de cara sonrosada. Es decir originariamente no se llamaba Aspasia, sino Milto, Ateneo en el banquete de los sofistas, en una nota suelta  también lo afirma. Sea como fuere, algo difiere lo contado de Plutarco de lo contado de Eliano, pero coinciden en que la imponente esclava, venida a cortesana, se la disputaron 2 reyes, y, Aspasia complació primero a Ciro el joven, ya cuando muy viejo, quizás tenía  80 años, y luego a su hermano homosexual, venido a bisexual una vez que la conoció, y casi la historia nos quiere decir convertido a heterosexual. Yo ni entro ni salgo, es lo que cuenta Eliano, (no me creo, lo último), que a mi me parece más el deseo idealizado del ser de una concubina para un hombre, tal y como relata Eliano: ..  “girarse cuando se te acercan; no rechazar si quieren tocarte; ni a sufrir si te besa”,….y lo prueba además la siguiente incongruencia en una cortesana -“Esto, dicen, es  una joya digna de ser ofrecido a la hija o la madre de un rey que la muestre”.- “Eso es cierto”, – Respondió Aspasia. “Bueno,- Dijo Ciro,- “te la doy: que es para ti, y te la pongo alrededor de tu cuello, que es donde tengo el placer de verla.” y Aspasia no lo aceptó.” Y, si se creen, que los tiempos han cambiado tanto, y que estas cosas ya no pasan, es que no tienen ojos en la cara, ni sexo arriba ni abajo. Y no les doy más la charla.

Pongo el acento en una nueva cortesana Natalia , que anda repartiendo latigazos quepaqué,  Yo sin embargo ninguno, mimosa mimosa me la imagino.

Después de publicado:

Añado aclarando, que Melania Trump le pide 140 millones al Daily Mail, por decir que había sido chica  de compañía, El bloguero que lo publicó ha sido condenado a indemnizar a Ésta. por ello aclaro que YO NO LO DIGO

23 thoughts on “Aspasia la focea, o lo que quiere un hombre de una mujer”

  1. No se por qué me intereso por usted. Por qué ese despliegue de erudición, si no le ofende la pregunta. Saludos.

  2. Me he perdido. Podría achacarlo al cansancio, pero me temo que se debe a mi vasta ignorancia. Por algo suspendía la Historia.

    Desconocía que hubiera tantas, orquídeas incluidas.

    1. Hola tawaki,
      Es posible que los amantes de las orquídeas le dieran el nombre de Miltonia a esas orquideas del Brasil, (me parece una de las más hermosas) que está tiznada de rosados y rojos ¿inspirados en esta Milto?, no lo sé.
      Por lo demás, no es que usted se pierda, es que escribo oscuro, consecuencia de mi educación en colegio público. Pero más que aclararle algo tengo que agradecerle esta puntualización, porque ignorante una persona que ha viajado tanto como usted, es imposible. Acaso se comporta humilde en exceso .
      Un abrazo

    1. Mucho más cercano, Maeba. Natalia en su desinencia Natalicio es como el día que nació cristo, pero fuera de su significado, su sonido es como muy familiar, menos común que María o Carmen., pero amigable. Milto no arraigó en castellano.
      Y lo que está claro son las tarifas, esto es lo que hay.
      Un saludo

  3. Diría que lo que quieren de una mujer esos hombres poderosos y añosos es sentirse con más brillo y hacerles un corte de mangas a sus compadres. El mejor licor. El mejor coche. La mejor casa. La mujer más rutilante…

  4. Me parece que lo ha expresado usted muy bien.

    La mujeres de los demócratas (griegos) son capaces de escribirle los discursos a los maridos, e incluso de sustituirlos: He ahí Aspasia de Mileto, mientras que los reyezuelos Asirios (o Neoyorquinos) desean rutilantes exxxposas, para darle un corte de manga a los compadres…. pero ¿No Añoran la inteligencia de Aspasia?, le hago notar que el Asirio le cambió el nombre.
    Melanija Knavs, le copió el discurso a Michelle Obama. No creo que Trump le vaya, a cambiar el nombre a Melanija, fotocopia de sus 2 exmujeres anteriores,. Pero tengo que suponer que envidia morbosa seguro que le tiene al negro.

    Kisss y Kisss para esa mirada

    1. Leyendo lo de Trump y sus señoras me ha venido a la cabeza el choteo que se llevaban hace un par de años unas mujeres -ya mayores- de mi pueblo a propósito de uno de su edad, del pueblo de al lado; el tío, nada agraciado en lo físico y con menos conversación que una hormiga ordeñando a un pulgón, se había ennoviado con una chica colombiana… que le había buscado su sobrino… ¡por internet! Y decía una de las de mi pueblo: “Pues dice ** que la moza es muy, muy guapa, que le ha mandado una foto y todo”. Y le decía la otra: “Pues como él no le haya mandado la foto de la empacadora”…

  5. Toc, toc… ¿es aquí donde se zorrea?

    No sé yo, Friné, no digo yo que tu blog no sea la mar de interesante pero hay una alarmante escasez de hembras con hermosas colitas puntiblancas, te lo digo yo que de zorrear entiendo un rato.

    ¿Cómo llegaste a mi cubil, si puedo preguntar?

    1. LLegué en Metro
      Uso un bono trasporte y los enlaces desde un blog para llegar a otro.
      Usted dele a los links y pregunte a las chicas que si tienen “colita puntiblanca”, o que si les importaría ponérsela, que por eso no le cobran.

      1. Ya sé que es tu casa y todo eso, pero a los zorros no suele gustarnos que nos traten de usted. No, al menos, mientras no llevemos puesta nuestra pajarita preferida. Solemos preferir la relajada pero confortable informalidad del tuteo: ahí es donde se encuentra nuestra zona de confort.

        ¿Una web dedicada a raposas sin cola (natural, no aditiva)? ¿Una biblioteca virtual? Definitivamente, eres una caja de sorpresas. A los zorros nos gustan las sorpresas, eso sí. En especial las que tienen cobertura de chocolate, informo.

        1. Estä bien le prepararé un “Pastel de vulpes gratis” <<< con una flecha apuntando, Es para que la raposa muerda en la gallina de goma, y luego de la desagradable sensación de la goma, no vuelva al gallinero. Pero, ¿Estamos seguros que la astuta pelleja, no va a diferenciar entre las gallinas de verdad y la de goma?, La experiencia de su abuelo sería valiosa aquí,

          1. ¿Y ahora me regalas la ‘Historia del arte erótico desde las pinturas rupestres hasta el arte contemporáneo’? Sin duda soy un zorro afortunado, no lo dudo.

            Y no dejes que tus dedos mecanografíen cheques que realmente no estés dispuesta a pagar: los zorros tomamos la palabra en seguida en cuanto a pasteles gratis se refieren, incluso aunque dentro lleven pollos de goma.

            La experiencia de mi abuelo me dicta, y le cito textualmente: ‘Cata todos los pasteles que veas, y parco en tus agradecimientos no seas’.

          2. Cuando veo un mensaje encabezado por Scorts, me entra una sacudida casi inmediata e inconsciente como de promesas de placeres prohibidos. Luego, mi lóbulo frontal, más tardío, reflexiona: no quieras el mal de nadie, si es que para ellos-ellas es un mal, piensa dicho lóbulo moral, hipócrita seguramente, pero no ves que, si les tocara la lotería, seguramente dejarían su profesión como cualquier otro profesional la suya. Es decir, no te alegres de que los demás tengan que trabajar para vivir. Disculpas, si se entiende esto de manera ofensiva por parte de alguien. No expreso sino mi conciencia o inconciencia, no juzgo, creo. De hecho, si no les ha molestado esto quiero saber de ustedes como hermanos de esta dolorosa tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *