Archivo de la etiqueta: callar como una puta

callar como una puta

o callarse como una puta

Esta es una expresión que quiere decir no hablar ni aun sabiendo que este silencio puede perjudicar a alguien, y quedarse callada como una puta.

Ya no sabemos si es meritorio que una meretriz sepa  redundar en guardar silencio, además de ser discreta. Entre el 23 y el 27 de febrero de 2011 inclusives, Rodrigo Rato  visitó  un local cuyo nombre no queremos conocer, pero sí que en cada visita gastó alrededor de  400 euros. 2.172,21 €. Además, le metió a la tarjeta black 3.547 € en “bebercio”, que tendríamos que suponer comercio carnal encubierto . ¿Se puede ser más gilipollas y engreído, soberbio, vanagloriado, presuntuoso, arrogante, y fanfarrón,?, ¿No podía pagar con una tarjeta suya, es decir con su dinero, fuera o no fuese robado?

Se cuenta de Francisco Granados, que “lo pagaba todo con putas”, “volquetes de putas”, “Se hacía llevar las prostitutas de Barcelona a Sevilla, porque se trataba de sus “putitas de confianza”.

Francisco Correa, se hace pedir “Tres chicas, altas, rubias, que sean putas, muy putas en todos los sentidos”. ¿Para Pío Escudero el presidente del Seanado quizás?

Para todo ello podría callarme y arrastrarme como puta por rastrojo, pero si un ministro  me toca la literatura… ¡Hasta aquí hemos llegado!. Aquí el mesié de la derecha, Barón de Claret, estima, que ya que nos han quitado la filosofía, también fuera menester defenestrar la literatura universal en el bachillerato, y así las putas, que todas lo somos ya en crisis, parezcamos almas cátaras en vez de trovadoras medievales. La más puta entre las putas, y que dejó el libro más grande entre los grandes, sobre saberes de putas y otras cosas, jamás escrito en litus  (la letra que perdura) universal, la trovadora del medievo Scheherazade de las mil y una noches no merece conocerse en dibujos animados de disney,  Para que  visiten noche tras noche a Scheherazade, les dejo un enlace a literatura erótica . Y otros, para que visiten a Roxelana  , Valérie May , o Ada  blogueras nuevas, pero escort con clase. Eso sí, las pagan y bien de su bolsillo,  no del de los demás. Una puta regalá, no puede ser buena si no es en un acto de amistad o amor sincero, como podría ser el llevar a conocer de un padre a un hijo.